• En el año 400 a.c, en Persia, un plato enfriado como un pudín o flan, se asemejaba a un cruce entre un sorbete y un pudín de arroz, el cual era servido a la realeza durante el verano. Los persas habían dominado ya la técnica de almacenar hielo dentro de grandes refrigeradores, enfriados de forma natural, conocidos como ya-chal.

 

  • El helado nació, en China (A. D. 618-697) donde tenían un método para hacer las mezclas de hielo con leche. De China pasó a la India, a las culturas persas y después a Grecia y Roma. Al regresar de sus viajes  de Oriente Marco Polo en el siglo XIII, trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales fueron aceptados con cierta popularidad en las cortes italianas.

 

  • La importancia en la fabricación de helados comenzó con el descubrimiento  del nitrato de etilo en el siglo XVI, el cual lograba producir temperaturas muy bajas; Al casarse Catalina de Médicis de Italia con Enrique II de Francia, su cocinero llevo estas primitivas recetas de helados a la corte francesa. En Francia se añadió huevo a las recetas. Una nieta de Catalina se casó con un príncipe inglés, llevando así el helado a Inglaterra. De esta manera se difundieron estos productos en Europa llevándose luego a América durante la época de la colonización.

 

  • Fue Francisco Procopio quien, en el siglo XVII, inventó una máquina que dio nacimiento al verdadero helado, ya que homogeneizaba frutas, hielo y azúcar dándole una consistencia desconocida hasta entonces. Procopio abrió una heladería en París, la primera en la historia del
    helado, y muy pronto el sorbete estuvo de moda.

 

  • En 1905 en San Francisco, a la edad de 11 años de edad, Frank Epperson  mezclo aromatizantes en polvo y  agua en el porche, lo revolvió con un palo y lo dejó allí. Esa noche, las temperaturas alcanzaron un récord de baja, y a la mañana siguiente, el muchacho descubrió que la bebida se había congelado al palo, la idea fue inspiradora de una fruta con sabor a "paletas".  En 1924 Epperson solicito una patente para su "productos de confitería congelados", que él llamaba "el pop de hielo Epsicle".